Logística

Como un negocio de productos frescos integrado verticalmente, Halls reconoce la necesidad de encontrar la ruta más corta y rentable al mercado sin comprometer la calidad, la seguridad alimentaria y la legalidad de los productos.

Desde el momento en que se despacha el envío de fruta desde la instalación de empaque, se activa una red cercana de proveedores de servicio y equipos de soporte técnico acreditados. A través de una comunicación y coordinación efectivas, la fruta se entrega al puerto donde los contenedores se colocan a la temperatura adecuada y de acuerdo al régimen de Atmósfera Controlada para su viaje.

Una vez a bordo del buque, continua la supervisión técnica del contenedor hasta su descarga final.

Mientras se lleva a cabo el proceso operativo de manipulación física del producto, se produce un flujo simultáneo de documentación para así asegurar la legalidad del producto y una trazabilidad del 100%.